Soluciones

Hemos venido a inaugurar una nueva era que no solo sostiene el futuro, sino que regenera todas sus posibilidades.

ERT aporta al mercado un nuevo estándar de materiales de origen vegetal, una alternativa versátil a los envases derivados del petróleo que ahorra nuestros recursos naturales, reduciendo nuestra huella de carbono y contribuyendo al futuro del planeta.

Nuestros biopolímeros son biodegradables y compostables, y tienen un rendimiento similar al de los plásticos convencionales de origen fósil. Nuestra tecnología PLA SFRP® es 5 veces más resistente que el PLA convencional y tiene unos parámetros de procesamiento muy similares a los de los plásticos convencionales.

Una nueva posibilidad para las industrias de diversos segmentos:

Cosméticos y
Farmacéuticos
Envases Rígidos
y Flexibles
Alimentos
y Bebidas
Filamentos 3D

Conozca las aplicaciones de la
nueva generación de bioplásticos:

Bioplásticos Rígidos

Esta aplicación combina las ventajas de la buena resistencia al impacto de nuestra tecnología patentada SFRP®, con la baja huella de carbono de los biocompuestos. Las series que la abarcan son: Série 10, Série 20, Série 30 e Série 60. Ideal para envases inyectados en general en los segmentos de la cosmética, la alimentación y las vitaminas, así como para la cubertería desechable, termoformados y muchas otras aplicaciones.

Bioplásticos Flexibles

Los Bioplásticos Flexibles son multifuncionales y pueden utilizarse en varios nichos de mercado. Además, son sustitutos confiables, de bajo costo y efectivos de los plásticos convencionales en todas sus aplicaciones. La Série 40 abarca esta aplicación, con películas flexibles y tecnologías propietarias. Algunos de los productos que se muestran son: bolsas, fundas, envases, revestimiento de papel y muchos otros.

Bioplásticos para Filamentos 3D

Con el crecimiento de la impresión 3D y la necesidad de materiales cada vez más sostenibles para este fin, ERT ha desarrollado una solución de alto rendimiento con todas las características sostenibles del PLA. Las soluciones presentadas son de productos ideales para este fin, con todo el apoyo que ofrece la tecnología. La serie que representa es la 50, con un compuesto desarrollado para la fabricación de productos de monofilamento para la impresión 3D como solución.

Nuestra tecnología es única.
Tan única como el desafío de hacer el mundo sostenible.

Serie 10

PLA reforzado con fibra corta - SFRP®

Serie 20

PLA reforzado con relleno mineral

Serie 30

PLA reforzado con fibras naturales

Serie 40

Películas flexibles

Serie 50

Bioplásticos para Filamentos 3D

Serie 60

Compuesto PLA cristalizado

Certificaciones y normas

Contamos con soluciones respaldadas por certificaciones y estándares técnicos, que garantizan la calidad y seguridad de nuestros biopolímeros, ampliamente reconocidos en el mercado internacional. Los productos ERT cumplen con los estándares internacionales para compostaje y contenido biobased.
Para más información sobre cuáles de nuestros productos cuentan con certificaciones, contáctenos.

Despeje sus dudas sobre el universo de los bioplásticos.

Los productos están compuestos por bioplásticos, renovables (biobased=de base biológica) y compostables.

Un material plástico se define como bioplástico si su inicio de vida es de una fuente renovable o tiene un final de vida compostable.

Se dice que un plástico es compostable cuando el material se convierte en materia orgánica (abono) cuando se coloca en condiciones específicas de temperatura, humedad, presencia de microrgánicos y oxígeno.

Estas condiciones se describen en normas como la EN 13432 (norma europea para el compostaje industrial) y la ASTM D6400 (norma norteamericana). La tipificación del proceso de compostaje determina que el material debe degradar el 90% de su masa en 180 días (6 meses).

El término «biobased» o «base biológica» significa que el material o producto se deriva de una fuente renovable (por ejemplo, maíz, caña de azúcar o celulosa). En el caso de ERT, los productos se derivan de la caña de azúcar.

Los bioplásticos de ERT se producen con la tecnología patentada y los conocimientos especializados en la producción de bioplásticos compostables de Earth Renewable Technologies®.

Los estudios de compostabilidad siguen la norma EN 13432.

TUV Austria es el organismo certificador, según la norma EN 13432. Los informes de laboratorio son emitidos por Mérieux NutriSciences.

El material es compostable en procesos de compostaje industrial y/o doméstico. El material es compostado por microorganismos y depende de condiciones favorables como la temperatura, la humedad, la presencia de residuos orgánicos y la exposición al calor. Tras el compostaje, el producto se convierte en residuo orgánico (abono).

Sí, pero preferimos la palabra compostable.

Siguiendo la norma EN 13432, que considera las condiciones de un cubo de compostaje industrial, el producto se descompone en hasta 180 días (6 meses).

Sí. Como es un material compostable, al igual que todos los residuos orgánicos, puede eliminarse para su compostaje con otros residuos orgánicos como restos de comida, cáscaras de alimentos, borra de café, podas de jardinería, hojas, semillas, así como otros envases que sean compostables.

No, el material se considera un bioplástico, compuesto por materias primas procedentes de fuentes renovables y/o compostables tras su uso.

¡No, de ninguna manera!. Compostable se refiere al final de la vida sostenible de hecho, cuyo resultado al final de su vida es la biomasa y los gases naturales. Los plásticos denominados oxibiodegradables son plásticos convencionales (procedentes del petróleo) que reciben aditivos (aditivo oxibiodegradable) en su composición, que al final de su vida útil se fragmentan en diminutas partículas, conocidas como microplásticos. Estos plásticos no cumplen las normas técnicas nacionales e internacionales sobre biodegradación. Por lo tanto, no son biodegradables ni compostables.

El PLA (ácido poli láctico) es un biopolímero con un inicio de vida de origen renovable y un final de vida compostable. Este polímero se compone de moléculas de ácido láctico obtenidas mediante el proceso de fermentación de azúcares procedentes de fuentes naturales como el maíz y la caña de azúcar.

¿Interesado?
Si tu empresa busca la sostenibilidad y la innovación, reemplazando el plástico convencional por envases con menor impacto en el medio ambiente, necesitas saber más sobre ERT y nuestras soluciones.